FANDOM


TheSeed
The Seed
Kanji ザ シード
Romaji Za shīdo
Número 2
Saga Saga de la Guerra contra Hueco Mundo
Cronología
Anterior A Sprout Full of Memories
Siguiente CARNIVOROUS FELINES
Personajes
Alana FurukawaHattie WolfHirogen MotokiHisui KusanagiIchiei FurukawaKenjiro FurukawaKyosuke IzanagiMitsuki KatōMizuki IzanagiShisōka YamashitaShūhei IchiyokuSōta Fukuhoshi

The Seed (ザ シード, Za shīdo; traducido al español como La Semilla) es el segundo capítulo de la Saga de la Guerra contra Hueco Mundo.

SinopsisEditar

Durante 300 años aproximadamente las cosas en el Gotei 13 habían cambiado radicalmente y todo ello por la persona que encabezaba los 13 escuadrones de protección, aquella persona había reducido el número de distritos que conformaban el seireitei y generó otros notorios cambios. Como era habitual cada cierto día del año los altos cargos de cada División se reunían para tratar problemáticas del Mundo Humano y de la misma Sociedad de Almas.

Ichiei: En este momento me gustaría arrancarle alguna parte del cuerpo alguien y experimentar con ella, me impacienta mucho esperar a esos dos.

Mizuki: Ichei-sama, por favor, manténganse calmado y cuente hasta 10, no queremos que ocurra ninguna calamidad.

Los Capitanes y Tenientes se encontraban reunidos en los cuarteles de la Primera División, algunos Tenientes estaban ansiosos ya que para ellos era la primera reunión formal que tenían. Mientras los Capitanes lucían serenos, cómo era de esperar en alguien de tal rango.

Shūhei: (suspira) Es la segunda vez qué pasa este retraso, en la reunión, en todos mis años como Capitán.

Kyōki: Si lo dice de esa manera, Shuhei-sama, suena que eres más viejo que la suma de las edades de los presentes.

Las palabras de Kyōki provocaron una semisonrisa en el capitán Shūhei, la verdad, Kyōki tenía algo de razón en estas palabras.

Hisui: Hattie, ¿a qué se debe que el Capitán Furukawa no se aparezca el día de hoy?

Hattie: Capitán Hisui, es bien sabido que mi capitán odia las reuniones, aunque sea la propia Comandante quién las ordene.

Mitsuki: Bueno, podemos estar seguros que la Comandante General hablara con él luego, y después media Undécima División resultará en cuidados intensivos en los cuarteles de mi división.

Sōta: Mitsuki-sama si lo dice así suena a que tenemos mucho trabajo, y que además que el carácter de la Comandante es aterrador.

Mientras todos conversaban, por la puerta principal de la habitación ingresaba un hombre, al cual todos reconocían como el Teniente de la Primera División, en sus brazos llevaba cargado lo que parecía un pequeño gato.

Alana: Perdón por la tardanza pero nos perdimos por culpa de Kyosuke.

Kyosuke: ¿Mi culpa? Tú fuiste la que se fue detrás de una mariposa, Alana-sama.

Alana: Soy débil...

Tras este comentario de la Capitana Comandante, todos volvieron a sus posiciones para la reunión. Usualmente las reuniones no eran para nada interesante, más que una rendición de cuentas, es decir, cada Capitán debía decir los gastos que ha tenido durante el periodo de tiempo en el que se realizó la última reunión.

Como todo el tiempo, los Capitanes decían cosas poco interesantes. La verdad es que hacía mucho tiempo no pasaba nada, claro está que sus patrullas en el Mundo Humano siempre tenían trabajo, los Hollow no descansaban, sin embargo, el ser Capitán se había vuelto más que un puesto de poder un puesto administrativo. Obviamente estos debían de ser capaces de realizar un Bankai, así como de tener un buen manejo de todas las artes Shinigami, sin embargo, aquél que se volvía Capitán se volvía un jefe, que pasaba todo el día sentado en su oficina revisando papeles. O por lo menos así era para 11 de las 13 Divisiones. La Undécima División era la única que no realizaba papeleo, ya que por razones ajenas a la Capitana Comandante, los papeles de tal división nunca llegaban a ella. Por otro lado, como la Duodécima División se encargaba de investigar y desarrollar nuevas tecnologías, no tenían tiempo para hacer papeleo, por lo que se hacía mucho tiempo se decidió que esta División no haría papeleo. Por lo que básicamente era 4 horas oyendo al resto de capitanes rindiéndole cuentas a la Capitana Comandante.

Finalizada la rendición de cuentas, todos los Capitanes se preparaban para irse. Pero en ese instante Ichiei recordó algo.

Ichiei: Un momento... no se vayan.

Hirogen: ¿Ahora qué? Nos comentarás que encontraste una nueva forma de veneno.

Hirogen Motoki, el capitán de la Tercera División. Un hombre de avanzada edad que entró al Gotei 13 casi que al mismo tiempo que Ichiei, ambos en su momento poseían una excelente relación, sin embargo, desde la entrada a la Duodécima División por parte de Ichiei, los métodos que este utilizaba para reunir información o para investigar no eran para nada del agrado de Hirogen, por lo que su relación muchas veces era un tanto seca.

Ichiei: Mis experimentos o lo que descubra no te lo tengo que comentar a tí, y ya te lo he dicho con anterioridad ¿no? No te incumbe lo que yo haga.

Alana: Abuelo, cálmate. Ve al grano.

Ichiei: Como si todos tuviesen algo mejor que hacer. Todos sabemos que irán a sus oficinas a hacer nada, llenar papeles innecesarias que no tienen fin alguno.

Alana: Ya, habla.

Ichiei: Bueno. Es un poco complicado de explicar, pero esta bien. Los medidores de Reiatsu que están implantados en Hueco Mundo han captado una gran cantidad de Reiatsu en las semanas pasadas, aumentando exponencialmente los niveles de este que se encontraban en Hueco Mundo. Ha decir verdad nunca ha habido una razón por la que estos niveles aumenten... bueno... excepto.

Shisōka: ¿Excepto qué? Ichiei-san.

Ichiei: Excepto cuando hace 300 años un Arrancar comenzó a armar su propio ejército...

Hirogen: ¿A formar su propio ejército? ¿Por qué nos comentan esto hasta ahora?

Alana: Porque vimos completamente innecesario comentarlo. En su momento fue sólo una crisis momentánea, como no pasó a más decidimos no hacer nada.

Hirogen: Pero estaban armando un ejército bajo nuestras narices, debimos de hacer algo en ese momento.

Ichiei: Se decidió no hacer nada porque el ejército apenas contaba como 3 personas, acabar con ellos era innecesario, no creímos que pasara a más. Sin embargo, en los últimos 100 años el crecimiento del Reiatsu de este lugar ha crecido drásticamente. Me parece que están planeando atacar.

Shisōka: Puedo mandar a unos cuantos Shinigami de mi División a vigilar. Itō puede ir como jefe de expedición.

Alana: Veré si alguien de la Undécima División desea ir, además, creo que sería buena idea que Mizuki también fuera, es necesario que alguien de la Duodécima División salga a estudiar lo que sucede.

Hirogen: Sōta Fukuhoshi, el segundo Teniente de la Cuarta División debería ir, se necesita equipo médico.

Mitsuki: En tal caso, antes de enviar a Sōta, creo que mejor iré yo. No desconfío de Itō, ni de tu Teniente Shisōka, pero creo que dejar a tantos Tenientes en una sola misión puede ser perjudicial, todos van a querer mandar. Por eso, me ofrezco como líder de la expedición. Y por cierto, si no es mucha la molestia Alana-san, quiero que Ichika o Sakura nos acompañe, necesitamos personas fuertes. Por otro lado, Shisōka-san, no es necesario que envíe mucha gente, sólo su Teniente estará bien, necesitamos un equipo pequeño para ser sincera, muchas personas pueden causar un gran problema.

Alana: Moción aprobada. Los elegidos para esta Misión son: Mitsuki Katō como líder de la expedición, Itô Kasune y Mizuki Izanagi como sublíderes, Sakura y finalmente, creo que irás tú, ¿o no Kenjiro?

Kenjiro: No dejaré que nadie más se llene sus manos de sangre Arrancar si no soy yo. No me disculparé por llegar tarde a la reunión, pero oí ejército y tuve que acercarme. Conmigo como material de ataque estarán más que a salvo.

Alana: Perfecto, partirán mañana, así Mizuki tendrá el equipo necesario para la investigación.

Todos los Capitanes y Tenientes ahí presentes se retiraron. Alana escaló de nuevo por Kyosuke, que se la llevo de nuevo a los aposentos de la Capitana. Sin embargo, durante el camino Kyosuke hablaba con la Capitana. La idea de ir a Hueco Mundo no le agradaba.

Kyosuke: Me parece más que todo arriesgado, estoy seguro que es una trampa, Alana-sama.

Alana: Lo siento Kyosuke, pero trampa o no, hay que tomar cartas en el asunto. Un crecimiento del Reiatsu de esa manera es casi imposible.

Kyosuke: Lo sé, pero... simplemente me parece sumamente extraño.

Alana: A todos nos parece extraño, por eso envié a Sakura, es lo suficientemente capaz de ayudarlos.

Kyosuke: No me termina de convencer...

Kyosuke dejó a Alana en el cuarto de la misma, donde la gata blanca iba a descansar.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar