FANDOM


Lets Cut the Stem
Let's cut the stem
Kanji レツ カット ザ ステム
Romaji Rettsu katto za sutemu
Número 8
Saga Saga de la Guerra contra Hueco Mundo
Cronología
Anterior The Cat & The Rat
Siguiente Scene of the Camellia
Personajes
Alger BitzerAnnelise BitzerIlse LuftItô KasunoKodoku ZenMitsuki KatōNick BitzerRin KyōmeiSebastian von HerrscherShisōka YamashitaSōta FukuhoshiSukoru Shirahama

Let's cut the stem (レツ カット ザ ステム, Rettsu katto za sutemu; Traducido al Español como Vamos a cortar el tallo) es el octavo capítulo de la Saga de la Guerra contra Hueco Mundo.

SinopsisEditar

Con la partida de la Capitana Comandante, el Capitán de la Décima División, Rin Kyōmei, había quedado a cargo del Gotei 13. Debía mantenerse en la oficina de la misma todo el tiempo hasta la partida de la misma, pero, por alguna razón, todo se había confabulado en su contra. La Capitana llevaba 10 horas de haberse ido, y la crisis en el Gotei 13 llevaba exactamente 3 horas.

Rin lo único que pidió era que no empezara nada malo, con el papeleo era más que suficiente, pero no. Tenía que empezar un ataque en su contra, enemigos peligrosos eran los que habían empezado atacando los edificios de la Segunda División. Fueron cuestión de segundos para que todo explotara, y sin embargo, el ataque a sus cuarteles fue sólo el comienzo, al instante, como si de la misma lluvia se tratase, flechas empezaron a caer por todo el Gotei 13, flechas creadas completamente a base de Reishi.

Una vez terminada la lluvia de flechas, una cierta cantidad de sujetos apareció en los cuarteles de cada División. Por su parte, el Cuarto Escuadrón era el que más problemas tenía. Como si de una simple rama se tratara, parte del cuerpo médico de esta División fue mutilado, había extremidades repartidas por todo el suelo. Y lo único que se podía observar, era una cabellera marrón vestida de blanco.

¿?: Para ser el cuerpo médico carecen completamente de capacidades médicas. Esperaba personas que por lo menos pudieran evitar mi habilidad... pero no, estoy más que decepcionada... Sólo me queda esperar que la Capitana o el Teniente se aparezcan, ¿cuál de los dos será un mejor bocadillo?

Tres voces al unísono: ¡¡Sōkatsui!!

El potente Kidō se dirigió completamente hasta la joven de cabellera marrón que se encontraba sentada en un banco del cuartel. Sin embargo, una simple "incisión" permitió hacer que el potente ataque se desviara, para sorpresa del trío de Shinigami atacantes.

¿?: Lo correcto es presentarse antes de atacar, pero parece que los modales han quedado en el pasado. Capitana, Teniente y supongo que Tercera Oficial, de la Cuarta División.

Mitsuki: Estás equivocada, son mis dos Tenientes. Y no esperé que fueras capaz de evitar un Triple Sōkatsui.

¿?: ¿Evitar? Ja ja ja ja, no lo evité, mi querida Capitana. Lo operé. Bone Cracking: Left Arm.

Rápidamente, los brazos de todos los muertos se desintegraron, y formando un brazo gigante, golpearon a los tres Shinigami con una fuerza increíble. La Quincy se acercó lentamente hacia el trío de Shinigami. Y con su materna mirada dirigió sus palabras hacia los Shinigami.

¿?: Me llamo Annelise Bitzer, y soy la Sternritter D.

Por otro lado, la Segunda División experimentaba una extraña situación. Primero todo se volvió sumamente gélido, como si del mismo Polo Norte se tratase, sin embargo, al instante, el calor más grande que jamás experimentaron empezó a sentirse, un calor que los comenzaba a deshidratar, y al siguiente segundo, todo volvía a la normalidad, excepto la gravedad, la cual era como si no existiera.

¿?: Este es el juego más aburrido en el cual he participado... nadie siquiera logra mover un dedo.

Shisōka: Sandbag Beat.

Como si de algo normal se tratara, Shisōka se lanzó contra su enemigo, al cual golpeó múltiples veces, y finalmente enviándolo contra una pared. El Sternritter se levantó, y casi de inmediatamente, una gran Heileig Pfeil, fue lanzada hacia Shisōka, quien apenas logró esquivarla, rasgando gran parte de su Haori.

¿?: Vaya, vaya, parece que eres bastante rápido, hace mucho tiempo que nadie lograba evitar mis flechas. Te volviste merecedor de mi nombre. Soy Nick Bitzer, y hoy es tu fin.

Shisōka: Shisōka Yamashita, Capitán de la Segunda División.

Nick: No me interesa, Magma Judgment.

El lugar donde Shisōka se encontraba se transformó en un agujero de magma, y el cambio de gravedad provocó que Shisōka apenas si lograra evitar caer en el lugar. No sería una batalla sencilla para el Capitán, pero tenía que dar la cara por su escuadrón. Aunque bien, su teniente tampoco se encontraba en la mejor situación.

¿?: ¡Ja ja ja! ¡Inutilidad! ¡Eso es lo que veo en tí! ¡Teniente-san!

Itô: Maldita sea, Senmaioroshi.

¿?: ¡Eso tampoco funcionará!

La mujer de rojos cabellos se apareció sobre Itô y lo golpeó tan fuerte que dejó un gran agujero alrededor de donde Itô se encontraba de pie. El joven teniente logró resistir el golpe, sin embargo, su cuerpo ya se encontraba bastante agotado.

Itô: Mierda, no funciona el fuego de mi Zanpaku-tō contra ella, no funcionan los ataques físicos, ¿cómo demonios le derrotaré?

¿?: ¡De ninguna forma, Teniente-san! ¡Soy Ilse Luft! ¡La Sternritter F! ¡The Fire! ¡El fuego y yo somos uno! Fire Smash.

De la mano de la joven, un gran disparo de fuego fue enviado en dirección hacia Itô, quien no pudo hacer nada más que defenderse, mas, casi de inmediato, una gran defensa se apareció frente a él. Un hechizo de Kidō, mejor conocido como Dankū.

¿?: No debes de bajar la guardia, Kasuno-san. Los ataques enemigos pueden ser sumamente inesperados.

Itô: ¡Kodoku!

Kodoku: Ponte de pie, que a esta tipa la acabamos entre los dos.

Ilse: ¡Ja! Buena suerte intentándolo, Shinigami.

Sobre la Sociedad de Almas se podían observar 2 figuras masculinas, aunque una tenía la forma de un niño, la otra era la de un adulto. Como si de un padre y su hijo se tratara, ambos observaban con suma claridad todo lo que sucedía bajo ellos.

¿?: Sebastian. Y pensar que estos Shinigami son tan inútiles. Sin su Capitana Comandante son como hormigas sin reina a la cual seguir.

Sebastian: No mercy, Su Majestad, eso es lo que hay que hacer con estas personas. Podemos observar sin problemas como todos entran en pánico.

¿?: Sebastian, te he dicho que me puedes llamar por mi nombre, no tienes porqué recurrir a los honoríficos. Pero sí, el pánico es sumamente palpable el día de hoy.


Por otro lado, en el mundo humano un pequeño grupo se deleitaba de lo que sucedía en el Gotei 13, y sin embargo, decidieron enviar a la hermana menor de uno de los miembros a una misión específica en el Seireitei, una misión que debía realizar a casi 100 kilómetros de distancia, sólo así el asesinato sería perfecto.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar