FANDOM



Academia Shinigami Editar

—Por enésima vez, no iré a la Academia Shinigami —Le conteste a mi amigo que cada vez que me veía entrenando (Sí, yo entreno para ser mas fuerte) me decía que para ser fuerte debería ir a la Academia Shinigami.

Mi amigo se llamaba Kazu, era un pringado rubio que amaba la Academia Shinigami, aun así, nunca tuvo el valor para inscribirse allí, tenia una gran facilidad para meterse en líos y cada que lo sacaba de ellos me daba las gracias y empezaba a hablar de nuevo de la Academia Shinigami y decir que debía entrar ahí... Molaban las cosas que decía pero aun así había decidido que entrenaría mi fuerza por mi mismo.

—Pero Tegami... Tienes que ir, mi cumpleaños se acerca, te reto a que entres en la Academia Shinigami antes de que llegue mi cumpleaños ¿Vale? —Me respondió el.

—Vale —Dije sin mas

¿Qué? ¿creían que le pasaría algo a Kazu que me obligaría a ir? ¿O que me atacarían y una rata me salvaría diciéndome que fuera a la Academia? las cosas no son así, voy a la Academia por un reto... Y solo por un reto.

—¡¿Que?! ¡¿Lo harás?! ¡¿Todo este tiempo solo tuve que hacer esto?! —Grito fuertemente tanto que algunas personas salieron a ver que había pasado.

—Cállate antes de que cambie de opinión —Gire los ojos, me levante y me fui del lugar.

Camine un rato por las calles pensando si ir o no, <<Te harás mas fuerte allí>> pensé, <<Conocerás gente interesante, quizás hasta te guste... Decidido, mañana parto hacia la Academia Shinigami>>

—¡¡A la Academia Shinigami!! —Grité en medio de la calle con mucha gente rodeándome, susurraban cosas como <<Este tipo esta loco>> o <<¡Cállese ya!>> sin embargo un niño se me acerco.

—Señor tiene baba en la mejilla —Exclamo el niño.

Me fui sin responderle. A la mañana siguiente me desperté con un pequeño dolor de cabeza, estaba de mal humor (Oh, que extraño, yo de mal humor), tome unas cosas y me decidí a partir a la Academia Michimami o algo así.

Días pasaron y todo estaba muy tranquilo hasta que unos malditos se me atravesaron en el camino buscando problemas, como si fuera poco ya tratar con las personas del Inuzuri, la mayoría eran unos pesados uno de los pocos con los que podía entablar una conversación "normal" sin molestarme e irme era Kazu.

—Oh, que bonita coleta... ¿Podría quitarte la cabeza y quedármela como recuerdo? —Dijo uno de ellos pasando a mi lado.

—No puedes quedarte con su pelo si yo quemare su cabeza. —Dijo otro al que no había visto que me empujo.

—Lastima, su cabeza quedaría bien colgada. —Exclamo el primero agarrándome del pelo, mis reflejos hizo que le diera un codazo en el estomago haciéndolo escupir sangre.

Mientras se inclinaba por el impacto le golpee de nuevo con el codo en la espalda haciendo que fuera hacia el piso, aunque un rodillazo que le di antes de que cayera lo impulso de nuevo hacia arriba, finalmente volvió a caer y se desmayo en el acto, en todo ese tiempo... No exclame ni una sola palabra. Mire al otro chico, estaba temblando, no sé por qué.

—Atrás, si te acercas su-sufrirás —Exclamo el único bandido que estaba de pie.

Di unos pasos hacia el haciendo que retrocediera, seguidamente di un pequeño salto hacia adelante y le propiné un puñetazo en la cara que lo tiro al piso dejándolo inconsciente. Pensé que lograrían golpearme... Uhm, no se porque lo hice.

Tras unos días por fin llegué... La Academia Shinigami.

La Comandante General Editar

Habían pasado algunos días desde mi llegada a la Academia Shinigami, el lugar molaba, dije el lugar... No las personas, ¿recuerdan que dije que en Inuzuri eran molestos?... No se imaginan aquí, bueno, a mi todos me parecen molestos. Al caso, había una persona que me molestaba diario era unos centímetros mas alto que yo, de pelo corto y negro. En la mañana se acerco a mi, miro a sus amigos y me dijo posandome una mano en el hombro.

—He decidido dejar de molestarte... Desde ahora voy a golpearte —Esta ultima palabra la dijo con mas intensidad, seguidamente intento golpearme en la cara, su intento fue en vano, le sostuve el puño antes de que llegara a mi cara, retorcí su puño y lo puse en su espalda haciendo que adoptara un gesto de dolor... Ah, nada mejor que ver a una persona con gesto de dolor en las mañanas.

—Hm, que bien —Dije retorciendo aun mas su puño y tirando al chico al piso, seguidamente puse mi pie en su cara — ¿Ya me puedo ir? un momento ¿desde cuando sigo tus ordenes? me voy.

—Deberías aprender a relacionarte con los demás... —Dijo una voz proveniente de mi espalda, aun así sentí su aliento en mi pierna.

Me volteé a ver quien era, en ese momento vi a una ¿Ardilla con rabia? con su zarpa levantada, salto hacia mi y me araño en la cara, tras eso con su cola me mando a volar contra la pared... Nunca sentí tanto dolor en mi vida.

—¿Pero que narices...? ¿Una ardilla parlante? —Dije en el suelo, creo que me rompí una o dos costillas.

Vi una vena salir de su cabeza, sabia que estaba perdido pero me gustaba ver a esa ardilla molesta.

—¡¿ES QUE NO SABES QUIEN ES ELLA?! —Me dijo el chico aun en el suelo sorprendido por lo que había hecho la ardilla — ¡¡Es Alana Furukawa, la Comandante General!!

—Un momento... La Comandante General es... ¿Una ardilla rabiosa? —Dije, la gata se me acerco, estaba apunto de morir en manos de una ardilla gigante, vi la vena de su cara expandirse, mire sus ojos y juraría que vi lava dentro de ellos de la rabia que tenia en ese momento. En ese momento pensé que mis ultimas palabras serian "ardilla rabiosa".

—N-no qui-quisieras algo de atún ¿o sí? —Rebusque en mi bolsillo y entre las cosas que había empacado curiosamente estaba una lata de atún. En toda mi vida fue el único momento que me tembló la voz.

—¡No te saldrás de esta tan fácil de esta Burashi Tegami! —Exclamo ella. Me molestaba que me llamaran por mi apellido, aun así no era el momento para discutir con alguien que me podría matar con un dedo.

A continuación me dio un pequeño toque en la frente que hizo que me estrellara nuevamente contra la pared y me empezara a sangrar la cabeza unos segundos después... Me desmayé.

Me desperté en la Enfermería de la Academia con bandas en la cabeza, tras un rato hablando con la encargada salí de allí, ¿que lección aprendimos hoy? nunca te metas con una ardilla rabiosa porque podría matarte con un dedo.

Un vistazo al pasado Editar

Tras ese día pocas personas me hablaban, habia un chico que me recordaba mucho a Kazu, el mismo cabello rubio, la misma actitud timida... Era igual a el, y sí, tan molesto como el.

—¡¡Tegami!! —Exclamo el corriendo hacia mi, en el camino se tropezo y... Cayo encima de mi, siempre que me lo encontraba era encima de mi—. Oh, perdon Tegami.

—¿Cuantas veces te he dicho ya que no me llames así, Kazu...? —<<¡¡Agh!! le dije Kazu... Ahora preguntara por el... ¡¡¡Agh!!!>> pensé.

—¿Ka-Kazu?... —Pregunto el extrañado por ese nombre—. ¿Quien es Kazu? ¡¡Cuentamelo!! —Me agito varias veces, estuve apunto de pegarle y todo.

—Kazu es... Un amigo, el hizo que entrara aquí, agradecele esto —Me quite el pelo de la espalda, voltee y me miro como si tuviera un tatuaje de una ardilla rabiosa en la espalda.

—¡¡Es una cicatriz!! ¡¡tú!! ¡¡Una cicatriz!! —Señalo sorprendido mi espalda, dude un segundo si llevarlo al hospital, creí que estaba apunto de desmayarse.

—Sí una cicatriz... Fue... ¿Cuando?... Hace unos cinco años, oh estaba empezando el día cuando...

—¿Me lo contaras?

—¡¡Te lo estoy contando!!

—Aaah.

Comienzo del Flashback:

Era de mañana... Uf, muy de mañana, recuerdo que estaba fuera tirando botellas contra una pared y tratando de atraparlas antes de que se estrellaran... Nunca lo lograba, bueno, no hasta ese día.

—¡Maldito mocoso mis manzanas! ¡devuelveme mis manzanas! —Gritó un hombre de anciana edad a lo lejos.

—Le he di-dicho que yo no fui... ¡Le he dicho que yo no fui! —Grito un chico con tono de voz cambiante, menudo tonto deberia ser.

Su conversación hacia que me desesperara, hicieron que tirara una botella hacia el cielo, no cayo, la abre tirado muy duro o algo, no sé.

—¡¡Agh!! ¡¡hasta aquí!! —Tire dos botellas contra la pared y no me esforce en agarrarlas hasta que el chico paso corriendo justamente por el lugar donde practicaba, en ese momento reaccione automaticamente impulsandome con los dedos de la pierna hacia adelante... <<¡¡Agh!!>> pensé, las botellas me habian pegado en la espalda pero a menos habia protegido a aquel chico rubio.

—¡Casi muero! uhm, hubiera sido interesante morir por unas botellas —Exclamo el chico rubio sin darse cuenta que mi espalda estaba llena de vidrios rotos.

Sangre brotaba y brotaba de mi espalda, gotas caian al piso, aun así segui caminando en circulos. Una gota de sangre cayo en el pie de el chico.

—¡Eso es sangre! ¡Estas sangrando!, a ver... —Me inspecciono intentando buscar la fuente de sangre—. Oh, aquí estas.

Miro mi espalda, me ordeno que me sentara en un tronco que habia cerca, lo hice sin protestar, empezo a sacarme vidrios y vidrios de la espalda, podria crear otra botella con los pedazos de vidrio que habia recolectado.

—Mi nombre es Kazu...

—No te lo pregunte —Dije cabizbajo

—Lo sé

—Soy Burashi... Tegami, Burashi Tegami.

Fin del Flashback.

—Ahora sabes quien es Kazu...

—¡¡Que guay!!

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar