FANDOM


Historia


Otra persona Editar

—Rubia... Que mal, tu cara no es tan linda como tu cabello. —Dije a otra Arrancar sentada en una roca que estaba a unos metros de mi.

Ahí estaba yo, rodeado de arena y unos pequeños arboles grisáceos y sin hojas, la luna estaba en su etapa menguante en ese lugar reinaba un placentero silencio que me causaba un pequeño escalofrío, frente a mi se encontraba una mujer de largo y hermoso cabello amarillo, tenía unos ojos azules y un vestido negro sobre un vestido blanco que le llegaba hasta poco mas arriba de las rodillas y unas botas de color marrón, parecía irritada por mi primer comentario.

—Eres un desagradable ser.... mereces una técnica digna de tu ser, algo que en verdad aborrezco, Cero... —Exclamo la rubia haciendo que su palma me apuntara y mirando hacia otro lado en señal de aburrimiento.

Y un rayo de color azul claro salio de la palma de su mano directo hacía mi por suerte logré esquivarlo, aun así, logró rozarme el brazo destrozando un poco de mi ropa y haciendo una pequeña herida, de repente, la chica parecía un poco mas interesada.

—Si hubieras movido la palma un poco mas a la izquierda, me habrías dado en todo el pecho y en este momento no sería más que polvo, como se nota que no usas ni la mitad de tu poder —Exclamo caminando hacia la Arrancar.

La Arrancar parecía a punto de explotar, se levantó tras mili-segundos que terminara mi frase y exclamo casi gritando:

—¡¡¿COMO TE ATREVES A HABLAR A LA SEGUNDA MAS FUERTE DEL EJERCITO ARRANCAR--

—¿Cual es tu nombre? —Dije interrumpiéndola.

—¡NO ME INTERRUMPAS, ESCORIA! ¡SOY ALESSIA VALENTI, LA SEGUNDA MAS FUERTE DEL EJERCITO--

—Vamos.

—¡¿A DONDE?!

—Al tal Ejercito Arrancar.

—¡¡NUNCA TE LLEVARÍA AHÍ!!

Aquellas palabras generaron que la mujer riera, después de tanto enojo... Mis palabras solo le causaron gracia, cosa que me hizo pensar que estaba de remate. Simplemente lo miró y se dio la vuelta.

—Jamás te llevaría a donde están los demás eres aun muy débil y en cuestión de segundos los demás te matarían por esta ocasión dejaré que te vayas así nada más, pero si te vuelves a cruzar por mi camino no dudaré en usar al menos un 20% de mi poder y borrarte de este lugar.

—Si es así entrename... Un momento, já, se nota como no podrías entrenar a nadie, pierdo mi tiempo hablando contigo.

Alessia volteó rápidamente para golpearme con su pierna en la costilla mandándome muchos metros atrás, pero logré recuperarme tras el impacto ignorando el dolor, estaba decidido a ir a ese Ejercito, la seguí a paso lento un rato hasta que por fin pude entrar a un lugar llamado "Las Noches" segundos después de entrar toqué el hombro de Alessia.

Aquella apuesta Editar

—Hola. —Dije esperando recibir otra patada que me mandaría fuera de Las Noches.

—¿Que haces tu aquí? —Exclamo Alessia sin la mas mínima sorpresa o ira.

—Vine a que me entrenaras o que alguna otra persona me entrenara, aquí deben ser muy fuertes. bueno, al menos tienes un palacio—Dije sin más.

—No te entrenaré, no a una causa perdida —Dijo la chica rubia dirigiéndose a la puerta del palacio.

—¡Si no lo haces tu... lo hará otro! —Dije corriendo a una gran velocidad hacia la puerta de Las Noches y logré atravesar la puerta antes de que Alessia pudiera cerrarla—. ¿Te crees muy fuerte? hagamos una apuesta... Entrenaré, lo verás, pelearas contra mi y si logro golpearte, ¡me entrenaras!, si en un tiempo de 10 minutos no logro golpearte dejaré que me conviertas en polvo de Arrancar sin protestar.

—Es una oferta tentadora... —Exclamo ella pensándolo—. Acepto.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar